Una vez terminada la tercera edición del festival Gravite, el balance que hacen sus directores, Gustavo Gómez y Jesús Lens, es muy positivo. “Que haya sido presencial nos da una alegría especial dado que nos ha permitido el reencuentro con esa forma abierta, popular, participativa y gratuita de entender la cultura que tenemos. Para ello, la colaboración de CaixaBank y de CajaGranada Fundación como patrocinadores es esencial y les estamos especialmente agradecidos”.

El Premio Viajero en el Tiempo para la serie de televisión creada por Javier y Pablo Olivares, ‘El Ministerio del Tiempo’, contó la presencia de los dos anteriores galardonados: Fernando Marías en directo y Rosa Montero desde la distancia, en un acto emocionante y original.

Las puertas, elemento esencial en la serie, tuvieron gran importancia en esta edición de Gravite, con rutas guiadas por algunas de las más significativas de Granada, incluyendo una puerta al futuro gracias a la tecnología 360 grados, junto a la presentación del libro ‘Umbrales’, de Óscar Martínez.

Otro de los momentos esenciales del festival fue la reivindicación de la memoria morisca gracias a un concierto de punk nazarí con recitaciones y texturas sonoras, promovido por los hermanos Arias y el Grupo Mawlid, junto a Isabel Daza y Hassan Laaguir. Las palabras convertidas en armas en la ciudad que tiene nombre de explosivo, pero también de fruta, llenó hasta los topes el Teatro CajaGranada.

La figura de Emilio Herrera Linares fue igualmente reivindicada, como el año pasado la de Val del Omar. Granadinos universales que mezclaban artes y ciencias y cuyas figuras deberían ser estudiadas y reconocidas.

El cómic, la poesía, la gastronomía nazarí y, en el Parque de las Ciencias, difusión y debate sobre las potencialidades del acelerador de partículas y los desafíos de la inteligencia artificial.

Gravite, un festival multidisciplinar en cuya cuarta edición ya piensan sus directores, Gusta Gómez y Jesús Lens. “Nos gustaría que volviera a sus fechas originales, final de enero y principios de febrero, con la celebración de la Candelaria, cuando la luz comienza a ganarle terreno a los meses más oscuros del año”.

Pero antes, la séptima edición de Granada Noir, que llegará a final de octubre y de la que pronto habrá novedades.